Blogia
Helados Galácticos

Mayu Velasco

A Perú las películas llegaban siempre tarde. Es así que ET llegó en el 84 y la guerra de las galaxias debió llegar más o menos por 1980. Antes de eso llegaron los juguetes, muñecos y naves espaciales, y de solo verlos en las vitrinas de las tiendas me sorprendía lo revolucionaria de su forma y la capacidad de mover las extremidades, no como mis viejos soldados de plomo. Intenté a cada instante chantajear a mi madre  para que me comprara un muñeco de la guerra de las galaxias pero nunca lo logré, no había motivo posible, ni cumpleaños, ni navidad, ni nada. Hasta que un día me tocaba ir al dentista, y mientras mi madre me jalaba del brazo pensé lo maravillosa que sería la vida si me quedaba en casa jugando con un tal Luke Skywalker. Es así que mi madre me compraría un muñeco de la guerra de las galaxias cada vez que iba al dentista y así logré coleccionar unos 28. Varios años después iría al cine a ver el Imperio Contra Ataca, y me preguntaba ¿quién es taca? Y cuando vi a Darth Vader, un gigante de 10 metros, en la pantalla fue de lo más terrorífico que había presenciado en mi vida. Nunca tuve un muñeco de Darth Vader, quién sabe, tal vez así se le habría perdido el miedo.

- Mayu Velasco

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres