Blogia
Helados Galácticos

Jonatan Sark

¿Recuerdas la primera vez que te cruzaste con Star Wars?  

Yo, no. 

Francamente, ¿cómo podría recordarlo?  

Sí, vale, el cine. Como si cada vez que fuerais al cine tuvierais una revelación, con lo complicado que es reacordar algo más de la estafa del precio de las entradas. Pero, a lo que iba, tuve y estuve de espectador de muchas… cosas. Y, francamente, recuerdo mejor la sesión doble de Duro de Matar / Gremlins II que nada relacionado con Star Wars. Y eso contando con que fui a ver aquella cosa de los Ewoks.  

Porque España ha sido tierra sembrada, o abonada, para “la saga”. Por eso los juguetes de los ATs y todo el mercha que tuvimos,  los cómics e, incluso, la tele. Porque, admitámoslo, con sólo dos cadenas es difícil no metérselo por el gaznate a toda la chavalería, y allí que nos lo tragamos. Seguro que ya tenéis en mente a lo que me estoy refiriendo, sí, probablemente estáis estéis canturreando ya… y no me refiero a Los Droides, se trata de esos pequeños y molestos mogwais sobrealimentados. Venga, si lo estáis deseando: “¡¡¡Somos los e-e-e-e-eeeeeeeeeewoks,/ y en el bosque nos encontrarás!!!” 

Pensadlo por un momento, ¿cuánto tiempo lleva Star Wars siendo una referencia? Apareciendo en conversaciones, en películas, siendo blanco de chistes o usándose sus personajes, no sólo las parodias y los miles de Vaders, también en “Antes besaría a un Wokie” o el “Te gusto porque soy un sinvergüenza”. Todo loq eu convierte una película en un “fenómeno de cultura popular” que pasa de ser un “hito” a se un “telón de fondo” asimilado por todo tipo de personas por todo el mundo.  Así que, ¿quién podría señalar la primera vez de algo que siempre ha estado ahí?

- Jonatan Sark

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres