Blogia
Helados Galácticos

Andrés HH

La primera película de Star Wars que vi de pequeño fue El Retorno del Jedi. Justo antes de verla alguien me contó que al final Darth Vader se quitaba el casco y tenía la cara completamente desfigurada. Estuve toda la película muerto de miedo, temiendo ese momento.

Algunos años más tarde llevé a mi hermano pequeño a verla al cine de verano de nuestro pueblo. Me acordaba de aquello, pero no le conté nada para no asustarlo. Tampoco hizo falta: tuve que sacarlo de allí a los pocos minutos, acojonado por culpa de Bib Fortuna.

Así que El Retorno del Jedi es una especie de maldición familiar (y mi favorita de toda la saga).

- Harmony House

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres